Saltear al contenido principal
Desarrollo Sostenible Y La Empresa Digital.

Desarrollo sostenible y la empresa digital.

A lo largo de los últimos años, la conciencia social sobre el medio ambiente ha sufrido un crecimiento exponencial. Ahora, más que nunca, sabemos que es necesario llevar a cabo acciones que reduzcan nuestro impacto en el planeta, o que, por el contrario, eliminen la huella dejada por otros. En este aspecto, el sector empresarial tiene todavía mucho que mejorar, pero… ¿cómo?

¿Qué es la sostenibilidad ambiental?

La sostenibilidad ambiental esta constituida por todos aquellos procesos que facilitan la conservación y protección del medio ambiente. Por ello, para definir la sostenibilidad de una actividad desde el punto de vista ambiental, hay que valorar el impacto de esta sobre dicho medio.

Algunos de los criterios usados para la valoración del impacto y sostenibilidad ambiental son, entre otros, el rendimiento de la actividad y la contaminación que genera:

  • Rendimiento de la actividad: La tasa de regeneración de los recursos debe ser siempre mayor que la tasa de uso o gasto.
  • Contaminación: Cuál es el nivel de residuo generado, y cuál es el tiempo de degradación de dicho residuo.

¿Qué pueden hacer las empresas?

Las empresas deben ser conscientes del efecto que tienen sobre el medio, y hacer un esfuerzo por reducir su impacto. En los últimos años, gracias al aumento de la demanda por productos eco-friendly, se ha demostrado que ser sostenible significa también ser rentable en el medio y largo plazo.

Algunas de las acciones que pueden llevar a cabo las empresas en un esfuerzo por mejorar su sostenibilidad son:

  • Control y reducción del gasto energético.
  • Selección de proveedores que incluyen compromisos ambientales dentro de sus planes de desarrollo.
  • Gestión eficiente de los residuos: Aplicar el modelo de las 3R (reducir, reutilizar y reciclar).
  • Ahorro de papel: El papel es el medio más utilizado en las empresas, pero también es el más fácilmente reemplazable. Un impulso por la digitalización supone una reducción drástica en el consumo de este recurso.
  • Promoción de la educación y formación ambiental: Incluye cursos en desarrollo sostenible dentro de los planes de formación.
  • Colaboración con entidades especializadas: Las ayudas a ONG o asociaciones ambientales son medidas rápidas y útiles para mejorar el medio natural.

Con todos estos conocimientos y consejos, facilitas que tu empresa reduzca su huella de carbono, repercutiendo en una mejora tanto de la propia empresa, como del planeta en su conjunto.

Si te ha gustado el contenido del post, ¡síguenos y deja tu comentario!

Facebooktwitterlinkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba